Jueves 21 de Enero – Agua en la madrugada – Devoción Matutina para Jóvenes 2021

“Pero el que beba del agua que yo le daré no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna” (Juan 4:14, NVI).

Como algunas madrugadas me despierto con mucha sed, adopté la costumbre de tener una botella de agua al lado de la cama. Al lado también tengo mi Biblia.

Una madrugada, desperté con sed y pensé que, ya que estaba despierta, podía comenzar a hacer mi culto más temprano. Pero al final opté por dormir un rato más hasta que sonara el despertador. La verdad es que después ya no pude dormir muy bien.

¿Te pasó alguna vez?

Ese día aproveché e hice mi culto con la lectura de la historia que nos habla de la importancia de beber del agua de vida.

Me di cuenta de que, como esa madrugada, a veces pospongo mi hidratación espiritual, como si fuese algo sin consecuencias.

La enciclopedia médica MedlinePlus nos muestra algunos datos interesantes acerca de la hidratación.

Te invito a leerlos y a pensar cómo podrías aplicar cada uno de esos consejos a tu vida espiritual.

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo no tiene tanta agua y líquidos como debiera. Puede ser leve, moderada o grave, según la cantidad de líquido corporal que se haya perdido o que no se haya repuesto. La deshidratación grave es una emergencia potencialmente mortal. Expectativas (pronóstico): Si nota signos de deshidratación y los trata a tiempo, debe recuperarse completamente. Prevención: Tome mucho líquido todos los días, incluso cuando esté bien de salud. Beba más cuando el clima esté cálido o si está haciendo ejercicio.

“El que trate de aplacar su sed en las fuentes de este mundo, bebe tan solo para tener sed otra vez. Por todas partes hay hombres que no están satisfechos. Anhelan algo que supla la necesidad del alma. Un solo Ser puede satisfacer esa necesidad. Lo que el mundo necesita, ‘el Deseado de todas las gentes’, es Cristo. La gracia divina, que solo él puede impartir, es como agua viva que purifica, refrigera y vigoriza el alma” (El Deseado de todas las gentes, p. 157).

Prueba comenzar este día hidratado física y espiritualmente. Vas a ver que Jesús es mucho más que agua en la madrugada.

Radio Adventista

View all contributions by