Sabado 25 de Abril – SERGIO VASILIEVITCH RACHMANINOFF – DM. Jóvenes

SERGIO VASILIEVITCH RACHMANINOFF

Todo lo que hagas, hazlo bien, pues cuando vayas a la tumba no habrá trabajo ni proyectos ni conocimiento ni sabiduría. Eclesiastés 9:10.

Sergio Rachmaninoff, de trece años de edad, se secó las manos sudorosas en el pantalón y respiró profundamente para tranquilizar su agitado corazón. Hoy culminaría su año de estudios con Zvierev, maestro de música famoso, de Moscú. Pensaba que su futuro como compositor dependería de cuán bien le fuera en el examen de armonía ese día.

Zvierev distribuyó los exámenes a las nueve de la mañana. Sergio notó que debía resolver solo dos problemas: debía armonizar a cuatro voces una melodía de Haydn, y componer un preludio que incluyera ciertos elementos mencionados. No había límite de tiempo, pero no podía usar el piano.

De uno en uno fueron terminando sus compañeros, y al entregar sus exámenes salían a jugar. El único que quedaba era Sergio. Olvidándose del tiempo y de las circunstancias, el adolescente trabajó hasta las cinco de la tarde. Sonrió con satisfacción cuando entregó su papel. Sabía que había hecho lo mejor que podía.

Al día siguiente, debía tocar sus composiciones ante un jurado examinador, entre los cuales estaba su héroe, Tchaikovsky. Dos semanas más tarde se enteró que había recibido una calificación de 5 rodeado de cuatro signos más (+). Nunca antes hubo un alumno que recibiera una calificación mayor a 5+. ¡Su calificación era única en su género!

Los años subsiguientes, Sergio continuó siendo un alumno de 5+. Todo lo que emprendía lo hacía con mucho entusiasmo y habilidad. Cuando se diplomó del Conservatorio de Moscú, recibió la medalla de oro y su nombre fue colocado en el cuadro de honor.

¿Qué hizo posible que el joven Sergio fuera objeto de tantas distinciones? ¿Fue, acaso, su talento, o su habilidad musical excepcional? Si es así, ¿por qué será que tantos jóvenes talentosos y especialmente dotados no reciben los mismos honores? El secreto de Sergio, ¿tendría mucho que ver con el joven apuesto y carismático que era? La verdad es que muchos jóvenes apuestos y sociables no hacen nada con su vida.

¿Habrá seguido Sergio el consejo de Salomón e hizo todo según sus fuerzas?

¿Te gustaría triunfar en la vida? Entonces realiza cada tarea con empeño, según tus habilidades. Procura ser un obrero de 5+.

Radio Adventista

View all contributions by