salmista

«¿Por qué te abates, alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarlo, ¡salvación mía y Dios mío!»(Salmos 42:5). ¿Alguna vez has visto a una persona hablando sola? [...]

Martes 28 de junio – El poder de un texto. Matinal jóvenes «Si los pecadores quieren engañarte, ¡no se lo permitas, hijo mío!» (Proverbios 1: 10). Las madres siempre se las arreglan para ayudar a [...]