hogar y familia

“Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo?” (Jeremías 17:9, NVI). Hemos hablado un par de veces acerca de los corazones rotos, de la importancia de cuidarnos a nosotros mismos [...]